Zorzal Real

 

 

Zorzal Real

 

 

 

Turdus pilaris 25 cm.

Los bandos de zorzales reales, a veces bastante numerosos, volando en formación poco cerrada, se pueden identificar normalmente por la rechinante algarabía de sus gritos: «chac-chac». A veces un individuo que ha perdido el contacto con los otros y necesita alcanzarlos lanza un agudo «uic». Migra a España en otoño desde sus territorios de cría en el norte de Europa y se distribuye por terrenos abiertos, incluyendo bosques claros.

Los zorzales reales se han citado en algunas ocasiones como aves nidificantes en España, pero todas las citas son sin duda erróneas, seguramente por confundirlo con el Zorzal Charlo, al que se parece en tamaño y en la blancura de la parte inferior de las alas, visible sobre todo en vuelo. El Zorzal Real se identifica fácilmente por el color gris azulado de su cabeza y obispillo. Posiblemente sea cierto que, ocasionalmente, haya criado en los Pirineos.

En realidad este zorzal es sobre todo un ave de paso, aunque inverna en cantidad moderada, con mayor abundancia en el sur de España. A pesar de que su número varía de unos años a otros, debido a que sus migraciones son irregulares, parece más abundante en nuestro país en el paso primaveral que en el otoñal.

 

Identificación: Cabeza, nuca y obispillo gris azulado; dorso castaño rojizo, cola oscura y pecho pardo marcado; sexos iguales.

Nidificación: Nido de barro, raíces y hierba construido principalmente por la hembra en árbol o arbusto; puesta, de abril a julio, usualmente de 5 a 6 huevos verdosos o verde azulado con pintas castaño rojizas; incubación, alrededor de 14 días, principalmente por la hembra; los pollos, alimentados por ambos padres, vuelan tras unos 14 días.

Alimentación: Frutos silvestres; bayas; también insectos, lombrices y caracoles.

Hábitat: Cultivos.

Más información: