Zorzal Alirrojo

 

 

Zorzal Alirrojo

 

 

 

Turdus iliacus 21 cm.

Este es el más pequeño de nuestros zorzales y, como el Zorzal Real, es únicamente un visitante de invierno procedente del norte de Europa. Por ello, su canto raramente se oye en España, donde el grito más frecuente es un fino y agudo «seep», que emiten frecuentemente los bandos en migración, muchas veces durante la noche.

En los inviernos muy crudos suelen perecer en gran número, especialmente en el centro de Europa, debido a que se hiela el suelo y no pueden conseguir alimento.

Aunque no cría en España, es ave abundante durante ambos pasos y en invierno, demostrando en esta época su sociabilidad. Llegan en bandos más o menos numerosos durante todo el mes de octubre, viajando siempre de noche; por el día, estos grupos se acantonan en bosquetes mientras recuperan fuerzas y comen para poder reemprender su viaje. Durante el paso primaveral no es raro que se aventuren en los parques de las ciudades. Su área de invernada se extiende por casi todo nuestro país, aunque parece más abundante en el este que en el oeste; se mezcla en bandos con el Zorzal Común, alimentándose de frutos variados.

 

Identificación: Un poco más pequeño que el Zorzal Común, del cual se distingue por una visible lista superciliar blanca y marcas rojizas en los flancos y bajo las alas; sexos iguales.

Nidificación: Cuenco de hierba, con base de ramitas y tierra, construido en árbol, arbusto o en el suelo, y a veces decorado con musgo o liquen; puesta, a mediados de mayo a junio, usualmente de 4 a 6 huevos verde azulados con marcas pardo rojizas; incubación, alrededor de 13 días, por ambos padres; los pollos, alimentados por ambos padres, dejan el nido tras unos 14 días.

Alimentación: Lombrices, caracoles, orugas, escarabajos y sus larvas; majuelos, lentiscos y otros frutos silvestres, así como aceitunas.

Hábitat: Sotos.

Más información: