Gaviota Picofina

 

 

 

 

Chroicocephalus genei de 42 a 43 cm.

La población de la Gaviota Picofina en la Península es escasa, aunque su asociación durante la reproducción con otras gaviotas puede hacerla pasar desapercibida. En las marismas del Guadalquivir cría entre colonias de pagazas piconegras, pero existen además, en España otros lugares donde se reproduce anualmente, aunque en escaso número.

Esta gaviota cría en gran número en la costa de Mauritania y, probablemente, la mayoría de las que se ven en invierno en las costas suratlánticas de Iberia pertenecen a aquella colonia.

La cabeza blanca y el pico fino y de color rojo oscuro casi negro, la distinguen enseguida de la Gaviota Reidora.

 

Identificación: Gaviota de tamaño medio, tiene el dorso de las alas de color gris pálido y el resto del cuerpo blanco puro, que en las partes inferiores está manchado de un tenue tinte rosado. El pico es de color rojo muy oscuro, a distancia parece negro, y las patas son de un color rojo coral oscuro. En invierno el color rosado de las partes inferiores apenas se aprecia a no ser que se observe el pájaro de muy cerca.

Nidificación: Nido en tierra, en una depresión somera forrada con juncos, hierbas y plumas; pone de 2 a 3 huevos blancuzcos manchados de marrón, la incubación, no muy comprobada puede oscilar sobre los 25 días, los pollos son nidífugos y solo hace una puesta anual.

Alimentación: Invertebrados acuáticos y pececillos; también se alimenta en tierra.

Hábitat: Marismas y zonas palustres.

Más información: