Gavión Atlántico

 

 

Gavión Atlántico

 

 

 

 

Larus marinus 68,5 cm.

Con su gran peso y su formidable pico esta gaviota, una de las mayores de Europa, es la probable vencedora en cualquier lucha con otras especies por los desperdicios. Puede ser una feroz predadora en las colonias de aves marinas, despedazando completamente a sus víctimas. En defensa de sus propios huevos y pollos atacará a los intrusos.

El Gavión Atlántico es una especie en franca expansión y aunque no nidifica en España, en los últimos años se ha advertido un aumento en las aves que visitan nuestro país durante las migraciones, así como en las capturas de la misma, principalmente en la zona cántabro-atlántica, en la que empiezan a verse algunos ejemplares jóvenes a mediados de verano. En invierno visita regularmente estas zonas, mezclado con otras grandes gaviotas. Es raro en el Mediterráneo.

Su voz es básicamente como la de la Gaviota Argéntea, «guing», pero más profunda y más bronca. También tiene un cloqueante «ak-ak-ak» que emite principalmente cuando su territorio de cría se ve invadido por intrusos humanos.

 

Identificación: Dorso negro, partes inferiores blancas; en invierno, marcas oscuras en la cabeza; pico amarillo con mancha roja en la punta de la mandíbula inferior; patas, rosa-azulado; jóvenes, como en toda la familia de los laridos, cambia con la edad, hasta la madurez; sexos iguales.

Nidificación: Anida en pequeños grupos, en el suelo, mogotes rocosos o bordes de acantilados; ambos sexos construyen amplio nido de brezo, algas y otros materiales locales; pone, en abril-mayo, usualmente 3 huevos oliváceos o parduscos claro con manchas oscuras; incubación, alrededor de 27 días, por ambos padres; los pollos, alimentados por la pareja, dejan el nido después de 2 ó 3 semanas, volando tras 7 u 8 semanas más.

Alimentación: Casi cualquier tipo de alimento animal, incluyendo peces muertos, residuos, carroña y otras aves; pequeña dieta vegetal.

Hábitat: Mares costas y estuarios.

Más información: