Ganga Ibérica

 

 

Ganga Ibérica

 

 

 

 

Pterocles alchata 31 cm.

La Ganga Ibérica es típicamente esteparia en España y sus costumbres son muy parecidas a las de la Ganga Ortega, la otra representante de este grupo de aves en nuestra fauna. Su régimen alimenticio se basa esencialmente en semillas secas, y las altas temperaturas veraniegas de los terrenos abiertos que frecuentan les obligan a buscar agua diariamente, lo que en muchas ocasiones determina que se desplacen a bastante distancia, hasta charcas y abrevaderos. El problema de dar de beber a los pollos, incapaces de volar durante algunos días, parece que lo resuelven proporcionándoles agua almacenada en el buche o, según otras opiniones, empapando las plumas de pecho y vientre, que retienen una considerable cantidad de líquido, que es sorbido por las crías al llegar los adultos al nido.

Se encuentra durante todo el año en las amplias llanuras y estepas ibéricas, más frecuentemente en el centro y sur que en el norte. También es común en los bordes de las zonas marismeñas. Es sedentaria, pero a lo largo del año realiza movimientos trashumantes.

 

Identificación: Menor que la Ganga Ortega, plumas centrales de la cola largas y afiladas, vientre blanco, parte inferior del ala blanca con punta negra; macho: en verano, por encima pardo grisáceo, moteado de amarillo; barbilla y garganta negras, faja pectoral castaña; hembra: listada de negro por encima, garganta blanca, dos o tres franjas negras cruzando el pecho; en invierno, ambos parecidos y más apagados.

Nidificación: Anida en el suelo, en una pequeña depresión que muy raramente rellena con palitos, en llanuras semidesérticas, zonas pedregosas, playas y marismas; puesta, entre abril y junio, de 2 a 3 huevos pardo arenosos con manchas rojizas y gris ceniza; incubación, por ambos padres, de unos 21 días; los pollos abandonan el nido al poco de nacer, la madre les trae el agua en las plumas empapadas del pecho.

Alimentación: Semillas; algunos tallos y rara vez insectos; bebe regularmente.

Hábitat: Matorrales y campos baldíos.

Más información