Culebrera Europea

 

 

Culebrera Europea

 

 

 

 

Circaetus gallicus 65 cm.

En nuestros campos el temor a los reptiles todavía esta bien enraizado en las gentes, pero ¿cuantos de nuestros campesinos conocen a la culebrera? Para los no especialistas no es mas que un ratonero de tintes claros, una dañina «rapaz».

La Culebrera Europea llega a nuestro país en marzo y abril cuando la temperatura se hace más cálida y las culebras y víboras abandonan su letargo invernal. ¿Está inmunizada contra el veneno de las víboras esta rapaz robusta, de grandes y brillantes ojos amarillos? No se conoce la respuesta, pero hace falta ver como cae del cielo sobre una serpiente enroscada en la arena de un camino, la reduce a la impotencia y se la engulle, empezando por la cabeza, para reconocer su habilidad y apreciar su técnica.

En España, al igual que todas las rapaces, la Culebrera Europea está protegida. Este hecho ha favorecido notablemente a esta preciosa rapaz.

Anida en escasa cantidad por casi todo el país, comportándose como ave estival, aunque raros individuos invernan en localidades favorables del sur. Hasta el momento se tienen pocos datos sobre las migraciones e invernada de la población ibérica.

 

Identificación: Partes superiores pardas con rémiges negras, inferiores blancas, menos garganta y pecho, pardo oscuro; cola más bien larga, con algunas barras oscuras; cabeza gruesa, con grandes ojos amarillos, dorados, casi frontales.

Nidificación: Plataforma de ramas secas y verdes, situada en la cima de un árbol o arbusto, con una excavación en forma de copa, forrada de follaje; pone en abril un huevo muy grande, rugoso, blanco sucio; incubación de unos 45 días por los dos sexos; el pollo abandona el nido tras unos 75 días

Alimentación: Reptiles, sobre todo serpientes; ranas, insectos, gusanos.

Hábitat: Monte bravío

Más información