Cuchara Común

 

 

 

 

Anas clypeata 51 cm.

El enorme y ancho pico que da nombre a este pato está adaptado especialmente para comer en la superficie de charcos y lagos. El pato chapotea rápidamente por aguas someras con la cabeza baja y manteniendo el pico, que tiene forma de cuchara, hacia adelante para que permanezca continuamente en el agua o en el fango semilíquido, capturando diminutas plantas y animales.

En tierra son torpes y sus picos les dan un aspecto de «cabezones»; pero son activos voladores, particularmente en primavera, cuando la pareja vuela en círculo sobre su territorio en vuelo de cortejo. El macho persigue a su compañera con una llamada gutural «tuck-tuck».

En España sólo se han registrado algunos casos de nidificación de pocas parejas en determinadas localidades, y probablemente estas reproducciones no ocurren todos los años. Para criar prefiere marismas y prados pantanosos, siempre con abundante vegetación baja, aunque crían a veces junto a zonas más abiertas, con tal de que encuentren aguas fangosas en que poder alimentarse.

 

Identificación: Ambos sexos tienen un pico grande en forma de espátula y mancha azul pálido en el borde anterior de las alas; macho tiene cabeza verde oscuro, pecho blanco y flancos castaños; hembra tiene partes inferiores parduscas moteadas; en plumaje de eclipse el macho es poco más o menos como la hembra, pero más oscuro.

Nidificación: La hembra rellena con hierba y plumón una depresión profunda en suelo seco; los tallos de la hierba circundante a veces forman un techo; pone, de abril a mayo, de 8 a 12 huevos ocráceos o verdes; incubación, unos 24 días, sólo por la hembra; los pollos, alimentados por la hembra, dejan el nido al nacer, volando unos 40 días después.

Alimentación: Animal y vegetal en iguales cantidades: insectos acuáticos y moluscos mezclados con semillas, brotes y hojas de plantas acuáticas.

Hábitat: Aguas continentales.

Más información