Collalba Rubia

 

 

 

 

Oenanthe hispanica 15 cm.

Hay muchas especies de collalbas difíciles de distinguir, porque los plumajes evolucionan durante el año y presentan aspectos muy diferentes. Además, algunas exhiben diferencias muy acusadas entre sí. La Collalba Rubia es una de ellas; el macho tiene un plumaje muy diverso: se pueden distinguir el de garganta blanca y ancha banda negra en los ojos, y el de garganta negra.

Esta collalba meridional próximo pariente de la Collalba Gris, se distingue de ella por ciertos rasgos del comportamiento: una mayor confianza y la costumbre de posarse en lo alto de una mata o en las ramas de un árbol, bien al descubierto. Por el contrario, cría a menos altitud.

Este pajarillo migrador vive en lugares áridos y soleados frecuenta medios muy variados, como pueden ser terrenos con vegetación rala, colinas rocosas, páramos y llanuras esteparias. Llega a España en la segunda quincena de marzo y durante todo el mes de abril, e inicia el viaje hacia sus cuarteles de invierno africanos a finales de agosto. La mayor parte de la población desaparece en septiembre y los últimos ejemplares marchan en octubre.

 

Identificación: Macho, por encima, ante; obispillo blanco; cola blanca con centro y puntas negros; por debajo, blanco rubio; frente blanca; bandas negras en los ojos y mejillas (forma gorgiblanca); garganta también negra (forma gorginegra); alas negras; hembra, por encima, pardo-rojiza; bandas oculares y de las mejillas pardo más oscuro; lista ciliar rubia; alas pardo oscuro.

Nidificación: Nido de hierbas secas, raicillas y pelos bajo una piedra, en un hueco o en un agujero de talud; puesta, de abril a junio, de 4 a 5 huevos azul-verdoso manchados de pardo rojizo, sobre todo en el polo grueso; incubación sólo por la hembra; los pollos son alimentados por ambos padres.

Alimentación: Insectos, arañas; pequeños moluscos, bayas.

Hábitat: Matorrales y campos baldíos

Más información