Collalba Gris

 

 

Collalba Gris

 

 

 

 

 

Oenanthe oenanthe 14,5 cm.

A primeros de marzo empieza a llegar la Collalba Gris desde sus cuarteles de invierno en África, esparciéndose prácticamente por todo el país. Cuando alcanzan sus lugares de cría, comienza una curiosa danza de cortejo nupcial. En un hoyo somero se enfrentan un macho y una hembra empezando el primero a brincar en el aire con el plumaje esponjado, saltando del hoyo a un borde o de éste al otro en rápido ritmo. Luego se tumba frente a su pareja, las alas y la cola caídas y la cabeza estirada sobre el suelo.

Esta collalba lanza su rechinante y a la vez melodioso canto, bien desde un posadero bajo, o en vuelo danzante, después de un cortejo en tierra, aunque otras veces lo hace cerniéndose en el aire. Cuando se alimenta caza los insectos en el suelo, sacudiendo la cabeza y saltando. También ha sido observada cerniéndose como un cernícalo y picando hacia tierra.

Frecuenta terrenos secos en general, como páramos, dunas, labrantíos, etc. En época de cría el macho es agresivo, no sólo con aves de su misma especie, sino también con otras que considera intrusas en su territorio.

 

Identificación: Ambos sexos tienen obispillo blanco; el macho en verano tiene dorso gris-azulado; auriculares y alas negras; partes inferiores ocráceas; en invierno, dorso, auriculares y alas más pardas; la hembra siempre es similar al macho en invierno.

Nidificación: Anida en eriales ásperos, grietas de rocas, huras de conejo e incluso en latas; nido de hierba y musgo, forrado con pelo y plumas, construido principalmente por la hembra; pone, en abril-junio, 6 huevos azules claro, a veces con puntos pardo-rojizos; incubación, 14 días, en su mayoría por la hembra; los pollos, alimentados por ambos padres, vuelan tras unos 14 días; a veces dos crías.

Alimentación: Principalmente, insectos y larvas; algunos arácnidos, ciempiés y caracoles.

Hábitat: Matorrales y campos baldíos.

Más información