Carricero Común

 

 

Carricero Común

 

 

 

 

Acrocephalus scirpaceus 13 cm.

Pardos y discretos, estos pajarillos son muy difíciles de observar en su medio predilecto: los espesos carrizales. No tienen verdaderamente nada que llame la atención, aparte de la agilidad de su leve figura. En cambio producen un canto sostenido de rápido comienzo.

Durante la época de cría está ligado casi exclusivamente a los carrizales y vegetación cercana al agua, pero en migración puede encontrarse fácilmente en otro tipo de terreno: huertos, campos cultivados, etc. En los carrizos trepa incansablemente arriba y abajo y pasa de uno a otro ágilmente.

Es un ave estival, que realiza grandes migraciones nocturnas hasta África tropical y oriental. A su llegada, tardía, a los lugares de nidificación, la rapidez en la construcción del nido depende del grado de desarrollo de los carrizos. Sujeta el nido a varios tallos, de manera que queda firmemente colocado; la copa es profunda, para evitar la caída de huevos o pollos con los movimientos originados por el viento.

El nido del Carricero Común es uno de los preferidos por el Cuco. Pronto el joven Cuco se encuentra incómodo en la pequeña cubeta, destinada a cuatro carriceros, y los padres adoptivos tienen que esforzarse para nutrir a ese hambriento monstruo.

 

Identificación: Pardo por encima, blanco-ocráceo claro por debajo, con garganta blancuzca; sexos iguales.

Nidificación: La hembra, principalmente, construye un nido profundo en forma de copa de hierbas secas, normalmente entre carrizos; puesta, de mayo a junio, de 4 a 5 huevos blanco-verdosos con marcas grises; incubación, por ambos sexos, de unos 12 días; los pollos, alimentados por los padres, vuelan después de unos 12 días.

Alimentación: Insectos de pantano, moscas, polillas y sus larvas; bayas en otoño.

Hábitat: Marismas y zonas palustres.

Más información