Carricerín Común

 

 

Carricerín Común

 

 

 

 

Acrocephalus schoenobaenus 13 cm.

La regla de que los pájaros pequeños y parduscos se descubren por sus cantos muy melodiosos tiene una ligera excepción en el Carricerín Común. Su canto es un vigoroso batiburrillo de notas mezcladas, algunas dulces, pero la mayoría roncas y raspantes.

El Carricerín Común es un buen imitador y a menudo introduce notas del canto de otras aves en su apresurado revoltijo, que puede emitir desde el interior de una maraña de arbustos, desde un posadero descubierto o en breve vuelo. En la excitación del cortejo, el macho canta a veces durante un vuelo «arriba y abajo», con alas trémulas y cola extendida.

Este pájaro no muestra una especial preferencia por carrizos, sino que se encuentra en cualquier espesura. Puede hallarse por cualquier lado que tenga maleza, entre arbustos y setos más o menos cerca del agua, y más raramente en lugares arbustivos lejos del agua.

Puede haber varios nidos uno cerca del otro, normalmente a poca altura, entre ortigas o plantas ribereñas y rara vez a más de un metro del suelo. Su nido es uno de los más accesibles entre las víctimas que escoge el cuco hembra para parasitar.

 

Identificación: Pardo oscuro por encima, marcadamente listado; obispillo leonado; lista superciliar clara; partes inferiores blanco-amarillentas; sexos iguales.

Nidificación: La hembra construye nido somero de hojas secas y caña, revestido con pelos, hierba y a veces plumas, oculto entre vegetación ribereña; pone, de mayo a julio, 5 ó 6 huevos, verde claro u oliváceo, bien moteados de pardo-grisáceo claro; incubación, sobre todo por la hembra, unos 13 días; los pollos, cebados por los dos sexos, vuelan tras unos 14 días; a veces dos crías.

Alimentación: En su mayoría insectos, incluyendo mosquitos, típulas y otras moscas; escarabajos, áfidos, arañas, orugas, pequeñas libélulas.

Hábitat: Marismas y zonas palustres.

Más información: