Calamón Común

 

 

 

 

Porphyrio porphyrio 48 cm.

Entre la espesa vegetación de bayuncos y espadañas, se desliza furtivamente un ave semejante a la Gallineta Común, pero de bastante mayor tamaño; al atravesar un claro, se advierte su lustrosa coloración azul purpúrea en la que destacan el rojo vivo de pico y patas: es el Calamón Común, hermosa ave palustre, cuyas costumbres ariscas y discretas hacen que sea difícil observarla.

Agil trepador, puede subir a lo alto de las cañas y tallos; también nada con facilidad, zambulléndose cuando la charca es suficientemente profunda. Vuela relativamente bien, con las patas colgando, pero en cuanto puede se interna de nuevo en la espesura. La voz de esta vistosa ave es extraña y semeja un pequeño trompetazo, mientras que la hembra reclama a sus pollos con raros gritos.

España es el único país de Europa donde aún se encuentra criando el Calamón Común. De todos modos, no abunda en la Península, y cría solamente en las zonas meridionales, principalmente en las Marismas del Guadalquivir, y delta del Ebro pero siempre muy localizado.

 

Identificación: Partes superiores e inferiores de color azul purpúreo, oscuro en el dorso y más claro en garganta y pecho; blanco níveo en las infracobertoras caudales; pico rojo, grande, prolongado en un escudete en la frente; patas largas, rojas; sexos iguales.

Nidificación: El nido flotante, construido en lo más denso de cañaverales de espadañas y bayuncos, es una plataforma de tallos secos que sirven como base, forrados por anchas hojas y cubiertos por un túnel de hojas acuáticas; construido por ambos sexos; los pollos abandonan el nido al cuarto o quinto día de nacer.

Alimentación: Casi exclusivamente vegetal, a base de tallos, jugosos de plantas acuáticas.

Hábitat: Marismas y zonas palustres.

Más información