Bisbita Pratense

 

 

 

 

Anthus pratensis 14,5 cm.

Si hay víctimas propiciatorias entre las aves, el Bisbita Pratense es una de ellas. En sus áreas de cría, este pajarillo pardo es la presa preferida del Esmerejón, y un huésped favorito del Cuco.

En primavera y verano el Bisbita Pratense realiza un vuelo de canto territorial, emitiendo una serie de notas más bien desafinadas mientras asciende en el aire y continuando más musicalmente después, cuando desciende en «paracaídas», de nuevo al suelo. Su cortejo nupcial consiste principalmente en una persecución de la hembra por el macho. Tienen el característico vuelo ondulado de los bisbitas y sus parientes, las lavanderas.

En nuestro país este bisbita es común en los pasos primaveral y otoñal, y sobre todo en invierno, durante cl cual se extiende principalmente hacia el oeste por la mitad húmeda de España, frecuentando marismas, riberas lacustres, fluviales y marinas, así como zonas cultivadas y praderas. En esta época, no desdeña la alimentación vegetal, consumiendo en cantidad distintos granos de cereales, crucíferas y otras plantas.

La gran abundancia de este ave en invierno hace que sea una de las que en mayor medida son presa de la nefasta actuación de los pajareros.

 

Identificación: Partes superiores color pardo oliváceo, con manchas oscuras pardas; pecho blancuzco listado; el mejor modo de diferenciarlo del Bisbita Arbóreo es por su voz (" fiit-fiit-fiit"); sexos iguales.

Nidificación: Nido de hierba, en el suelo, forrado con hierbecillas o pelos; pone, de abril a junio, de 3 a 5 huevos, muy variables de color, normalmente pardos o grises moteados o jaspeados; incubación, unos 13 días, sólo por la hembra; los pollos, alimentados por ambos padres, dejan el nido tras unos 14 días.

Alimentación: Principalmente insectos; escarabajos, típulas, orugas y a veces saltamontes; arácnidos, lombrices; semillas.

Hábitat: Cultivos.

Más información