Alzacola Rojizo

 

 

 

 

Cercotrichas galactotes 15 cm.

Ave típicamente meridional, el Alzacola Rojizo es un pájaro de tonos castaños en el que destaca considerablemente la larga cola pardo-rojiza, que de manera continua despliega en abanico y levanta en vertical. Estival, aparece en el sur de España invariablemente durante los primeros días de mayo. Se establece entonces en terrenos más o menos áridos, donde existen parrales, olivares y plantaciones de chumberas, aunque también se adapta a naranjales. El cortejo nupcial consiste principalmente en un vuelo descendente con las alas elevadas, como si fuera una mariposa. Defiende el territorio hasta la independencia de los pollos; se detiene frente al intruso y adopta una postura erguida, con la cola completamente desplegada, agitándola sin cesar arriba y abajo, mientras abre las alas y las vuelve, de manera que la otra ave vea la parte inferior de las mismas, cuyas puntas casi rozan el suelo.

Fieles a un posadero, lanzan un canto prolongado y musical formado por la repetición de cortas estrofas, a veces en tonos ascendentes; sus gritos de reclamo son un duro «tac-tac» y un «chi-chi-chi», semejante al del Carbonero Común. Durante la ceba de los pollos recorren una zona bastante amplia en busca de alimento.

 

Identificación: Cola llamativa, en forma de abanico, de color azafranado y manchada en un extremo con blanco y negro; partes superiores de igual color que la cola, aunque ligeramente apagadas, inferiores pardo blanquecinas; lista superciliar crema; sexos iguales.

Nidificación: Nido construido entre cactus, matas, naranjos, olivos, etc., de cañas y raicillas, forrado con fibras y crines; puesta, mayo-junio, de 3 a 5 huevos blanco sucio o verdoso, con manchas pardas y grisáceas; incubación y crianza de duración desconocida; los pollos son alimentados por los padres; a veces dos crías.

Alimentación:  Insectos diversos; arañas, lombrices; a veces bayas.

Hábitat: Cultivos.

Más información