Aguila Imperial Ibérica

 

 

Águila Imperial Ibérica

 

 

 

 

Aquila adelberti 85cm.

España cuenta aún con una de las más hermosas y raras aves del mundo: el Águila Imperial Ibérica. Sin embargo, esta obra maestra de la naturaleza se encuentra actualmente en grave peligro de extinción, ya que sus efectivos han disminuido peligrosamente en los últimos tiempos. En la actualidad las águilas españolas de esta especie, de raza distinta a las del resto de Europa, ascienden a una decena de parejas en las Marismas del Guadalquivir, y alguna otra por el sur y centro del país.

Nidifica en árboles bien visibles, donde construye un nido enorme, que suele cambiar de emplazamiento casi todos los años, siempre dentro de un mismo territorio. No pone todos los años.

Habita en zonas de arbolado poco denso, pero con abundante bosque bajo, mezclado con espacios abiertos donde caza todo tipo de presas, especialmente conejos y aves de especies diversas, según las características del territorio. Con frecuencia la pareja caza junta.

 

Identificación: Grande, pesada; adulto, tono general pardo-negruzco, píleo y nuca amarillo-crema en aves viejas, hombros visibles, algunas cobertoras alares blanco puro, que en vuelo parecen una franja blanca en el borde anterior del ala; hembra, mayor que el macho; jóvenes, pardos, más claro.

Nidificación: Ocupan indistintamente uno de los varios nidos de que disponen o bien construyen uno voluminoso en la copa del alcornoque, pino u otros árboles, con materiales a su alcance, revestido de ramas con hojas verdes; puesta, finales de febrero-mayo, de 2 a 3 huevos blancuzcos, ligeramente manchados de pardo rojizo; incubación, por la pareja, 45 días; los pollos, alimentados por los dos padres, pero principalmente por la hembra, dejan el nido sobre los 70 días.

Alimentación: Principalmente conejos, liebres, gran variedad de aves y algunas crías; culebras, lagartos, mamíferos pequeños; ocasionalmente carroña y rara vez insectos.

Hábitat: Monte bravío

Más información: